Cómo pasar la ITV por primera vez y evitar errores

Octubre 22 2019

Cómo pasar la ITV por primera vez y evitar errores

Después de aprobar el examen de conducir hay otro reto que se debe superar sin miedos ni dudas: la ITV. Mucha gente se pone nerviosa al pasarla por primera vez y cometen algunos errores. Pero la principal regla es dejar los nervios en casa e ir seguros a la estación más cercana a pasar la inspección. Contamos con ocho estaciones de ITV en Madrid en donde nuestros profesionales de Red Itevelesa atenderán e inspeccionarán tu coche.


Tanto si eres nuevo en este tema como si llevas muchos años viniendo a nuestras estaciones a pasar la inspección, desde ITV en Madrid y Red Itevelesa recordamos que todas las estaciones siguen las pautas marcadas en el Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones de ITV emitido por el Ministerio de Industria. Este manual detalla los puntos que se deben revisar, el método a seguir y la calificación de los defectos.


Durante la inspección se revisan hasta diez apartados de cada automóvil: los datos identificativos del vehículo, el exterior, el interior, el alumbrado, los frenos, las emisiones contaminantes, la dirección, los neumáticos y la suspensión, motor y transmisión.


Por eso, aquí te contamos lo más relevante e importante que debes saber a la hora de pasar tu ITV para evitar errores e ir lo más seguro posible:


Lo primero es presentar la documentación del vehículo

Nada más llegar a la estación ITV hay que pasarse por administración y la persona encargada te solicitará la documentación necesaria para poder llevar a cabo el trámite de la ITV (Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y Permiso de Circulación). Además, en nuestras estaciones ITV en Madrid podrás realizar el pago online y disfrutar de descuentos exclusivos de hasta un 37% pidiendo tu cita previa online.

Comienzo de la inspección

Un inspector contrastará la correspondencia del vehículo con la documentación aportada, identificando el número de bastidor y las matrículas del vehículo.


El alumbrado

Esta es la fase de la inspección donde se suelen encontrar mayor número de defectos, pero no por ello hay que ponerse más nervioso. Antes de ir a la ITV es recomendable comprobar y cerciorarte de que las luces de tu vehículo funcionan perfectamente y no estén fundidas.


Atención a los paragolpes y a las matrículas

Debes comprobar que los paragolpes están sujetos correctamente y no tienen aristas cortantes, ya que por el contrario el resultado de la inspección podría ser desfavorable. Igualmente, es conveniente comprobar que las matrículas de nuestro vehículo están perfectamente sujetas, en buen estado y que los caracteres sean legibles y no induzcan a error de lectura. El hecho de que una matrícula no sea legible además de ser defecto grave en la inspección puede acarrear sanciones por parte de los agentes de la autoridad.


Vigila los retrovisores, los limpiaparabrisas y los neumáticos

Los retrovisores deben estar bien sujetos y no pueden presentar fisuras en el cristal, pues se consideran elementos fundamentales para la seguridad vial.


Por otro lado, los limpiaparabrisas tienen que estar en buen estado para que cumplan su función, barriendo correctamente la zona de visión directa del conductor, y cerciorarnos de que el depósito de agua está lleno.


En el caso de los neumáticos hay que prestar especial atención, su correcto estado es vital para nuestra seguridad y la de los que circulan a nuestro alrededor. Hay que comprobar que la medida del neumático coincide con la indicada en la tarjeta de ITV de nuestro vehículo, además comprobaremos que la banda de rodadura tiene el dibujo suficiente, prestando especial atención a los testigos indicativos de desgaste ubicados en las ranuras principales de la banda de rodadura del neumático, y a los posibles desgastes irregulares de los bordes exteriores de dicha banda. Igualmente hay que prestar atención al estado de envejecimiento de la goma del neumático, así como a la presencia de posibles cortes o deformaciones en los flancos laterales.


Por último, el inspector de ITV cumplimentará el informe de inspección en el que se traslada el estado de tu vehículo, indicando los defectos leves y graves presentes en el mismo y detectados a lo largo de la inspección.


Con todo esto, os animamos a que no tengáis miedo ni dudas a la hora de pasar vuestra primera ITV, ¡siempre hay una primera vez para todo! Y con los nervios no se llega a ninguna parte. Por eso, pide tu cita previa para ahorrar colas e ir directos a la inspección. Todos sabemos que cuando se está nervioso la espera se hace aún más larga.

Scroll To Top